Autoformación

En la apertura de la Bpi en 1977, el espacio Lenguas es un lugar de informaciones y de autoaprendizaje de 135 lenguas y dialectos. El éxito del francés como lengua extranjera (FLE), del inglés y de las lenguas raras es rápido y perenne. En 1986, se propone el espacio Logiciels, principalmente surgido de la presentación de editores de programas.

En 2000, estos dos espacios se reúnen y permiten proponer una oferta de autoformación ampliada y muy variada. En el seno de la Bpi, el servicio de Autoformación y su oferta de servicios anexos (talleres de conversaciones, talleres digitales) garantiza a los usuarios un espacio de formación a lo largo de la vida ampliamente accesible y gratuito.

La Bpi colabora con la red de APP (talleres de pedagogía personalizada) APAPP, el Centro Inffo, la Biblioteca de ciencias y de la industria (BSI) y el Instituto para la educación y el desarrollo profesional, EDUTER.

​Experimento

Desde 2005, la Bpi contribuye a la adquisición y a la puesta a disposición de recursos de autoformación ante bibliotecas de lectura pública que disponen de un espacio de autoformación.

Herramientas compartidas

Esta rúbrica es una caja de herramientas. Le propone recursos útiles cuotidianos para formarse, informar a los públicos, adquirir recursos.